Fernando y María Postboda

Nos encontramos con un auténtico vendaval el día de la sesión de exteriores pero tampoco teníamos otra ocasión así que aunque en ocasiones nos costara mantenernos en pié terminamos el reportaje con mas risas que otra cosa.

Lo disfrutamos de verdad, al final un poco de dolor de cabeza debido al viento era lo único que molestaba un poco pero ni así perdieron la sonrisa, un encanto de chavales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario