No, no hemos estado cruzados de brazos, a decir verdad hemos estado bastante ocupados.

Hoy os dejamos con una parte de las comuniones de este año, ha sido largo pero muy divertido, en buena parte gracias a los niños y a las niñas que nos han arrancado mas de una sonrisa trabajando con ellos.

Como de costumbre intentamos conjugar el lado religioso con la parte vital de los chavales, en estos momentos pasan por una etapa única en su vida que creemos merece la pena recordar ¡¡ Se nos hacen mayores, papis !!