Vamos a hacer un alto en las comuniones, estas dos hermanas se merecen una atención aunque sea con unos previos rápidos de su reportaje.

Zoe es la “chispas”, la alegría personificada, y Xoana es ya toda una mujer con una sonrisa preciosa aunque a ella no le guste. Hacemos buenas migas los tres, no es la primera vez que se acercan por aquí y para mí es una delicia volver a verlas.

Zoe y Xoana: