San Francisco fue el primer peregrino y seguro que no tuvo la oportunidad de culminar sus etapas en lugares como este en Arzúa. En medio del Camino, justo al lado de la iglesia del pueblo está el albergue que lleva su nombre y que es un homenaje al buen gusto y la atención al peregrino: Albergue San Francisco.