Renovando un clásico

Un alojamiento turístico no puede permitirse el lujo de presentarse una vez y dejarlo correr, los demás también se mueven  y aprenden de los aciertos y fallos de los pioneros.
Ésto lo saben bien en Casa Brandaríz, sin duda un clásico en el turismo rural y en el Camino de Santiago no ya en Arzúa sino en el ámbito nacional, y por ello van renovando sus instalaciones y servicios año tras año consiguiendo mantenerse a la vanguardia.

Siempre es un placer trabajar con ellos, en las imágenes puede apreciarse la atención a los detalles y el cariño con el que mantienen sus instalaciones, eso mismo se traslada después a sus clientes que vienen otorgando la excelencia al alojamiento (y a su cocina) desde hace ya muchos años.

Casa Brandaríz es una auténtica casa de labranza situada en Dombodán (Arzúa), al lado del embalse de Portodemouros que marca el límite entre las provincias de A Coruña y Pontevedra.


Yo quiero ir ahí

Hace poco nos hemos ido unos días al Pirineo Aragonés.
Lo hemos hecho como todos, nos anticipamos para estar seguros de no quedarnos sin alojamiento por lo que un par de meses antes elegimos los días que nos interesaban, abrimos nuestro portal de reservas favorito y comenzamos el proceso de reserva.
Lo primero establecer nuestras necesidades y seleccionando lo que nos interesa: Localización, ¿Cuántos somos? ¿Cuántas habitaciones? ¿Hotel, turismo rural ó vivienda turística? Como vamos en grupo y nos apetece mantener nuestras reuniones después de cenar (son divertidas las sobremesas, y cuando vas con otros fotógrafos siempre se aprovecha para aprender algo), descartamos los hoteles. También viajamos con perro y aunque cada día hay menos problemas para alojarse con nuestros fieles amigos en hoteles el motivo principal de ese descarte han sido las reuniones que comentaba.
Aparecen los resultados, muchísimos, igual que en Galicia, y vamos al siguiente paso que no es otro que la elección. Se basa el asunto en ver fotos ¿Como no?. Aquí comienza el descarte por impulso, igual el sitio está estupendo pero hay fotos que no lo muestran así, como cuando buscas un sitio para comer y te ponen una foto de un huevo verde: no apetece, la verdad.
Al final nos decidimos por un alojamiento concreto, por su imagen nos convenció, vimos todo lo que necesitábamos y además lo vimos bien, lo cual quiere decir que a los dueños les importa la imagen que proyectan y eso tiene que reflejarse luego en el alojamiento.

Es todo lo que buscamos, es la importancia de la imagen y ahora, durante el invierno, es el momento de dejarlo todo listo para la temporada que se avecina, promete ser intensa.

Nosotros proponemos unas imágenes con luz, donde se pueda observar la amplitud del espacio y sus servicios, pretendemos que al ver las imágenes los posibles huéspedes digan eso de «yo quiero ir ahí».


Yannick Alléno

En 2018 dimos por finalizada esta primera etapa del proyecto joselitolab en París con Yannick Alléno y el restaurante Pavillon Ledoyen.

La alta cocina francesa representada por uno de sus máximos exponentes y todo ello en plenos Campos Elíseos.


Joachim Wissler

Volvemos a Europa en 2017, mas concretamente a Köln (Alemania) para encontrarnos con otro 3 estrellas Michelín en el proyecto lab: Joachim Wissler y el Vendôme.

El sabor de sus platos está perfectamente representado por su vistosidad.


Seiji Yamamoto

En 2016 nos desplazamos al otro lado del mundo a disfrutar en Tokyo de la cocina de Seiji Yamamoto en el Ryu Gin.
Una experiencia sensacional la mezcla de culturas y sabores, oriente y joselitolab.


Jonnie Boer

2015 fue el año de Zwolle (Holanda) con Jonnie Boer y su restaurante De Librije.
Fabulosa cocina en la que los productos de Joselito se mezclaban a la perfección con la materia prima local.