En Sta. María de Arzúa, en el cruce entre el Camino del Norte y el Camino Francés se encuentra el hotel A Curuxa, un extraordinario lugar para relajarse unos días tanto si se encuentran haciendo el Camino de Santiago como si se está de visita turística a Galicia, no en vano estamos en una situación privilegiada para alcanzar cualquier punto de la región en poco mas de una hora.