Asomarse al balcón y encontrar la plaza del pueblo, esa es la experiencia de alojarse en la Pensión Luis, en Arzúa. Cabe recordar que estamos en la penúltima etapa del Camino de Santiago y merece la pena tomarse unos días para descansar y alcanzar el destino con plenitud de fuerzas, la Pensión Luis es el lugar adecuado.